¿Porqué llegan las dificultades a nuestra vida?

1. ELECCIONES EQUIVOCADAS:

Muchas veces nos tenemos que enfrentar a la prueba como consecuencia de nuestras elecciones equivocadas.


Si me caso con un borracho, por ejemplo estaré expuesta a vivir todas las situaciones bochornosas que manejan este tipo de personas, tales como riñas: escándalos, maltratos, etc.

2. INSTRUMENTO DE DISCIPLINA:

Otras veces la prueba se convierte en un instrumento de Dios para disciplinarnos.
Recordemos que disciplinar es batir, sacudir, reprender, corregir.

El apóstol Pablo animó al pueblo hebreo a recibir la disciplina como un acto de amor para corregir a los hijos.

Cuando estamos en dificultades nos resulta difícil ver las ventajas de la disciplina, pero cuando superamos determinada situación, descubrimos cuanto provecho trajo a nuestras vidas y entendemos que los que amamos a Dios, todas las cosas nos ayudan a bien; incluso aquellas que nos han causado tristeza.

3. PRODUCTO DE LA DESOBEDIENCIA:

Muchas veces las pruebas son producto de nuestras desobediencias, de nuestras ofensas, de nuestras transgresiones. Hoy al pecado se le llama “debilidad humana” pero la Palabra de Dios lo llama iniquidad, desviación de lo recto o desobediencia.

4. DIOS MUESTRA SU PODER:

Y aunque nos parezca increíble, muchas veces Dios usa las pruebas para mostrar su poder. Viene a mi memoria cuando Jesús salió del templo con sus discípulos y vieron un hombre ciego de nacimiento.

Los discípulos preguntaron: Rabí: ¿Quién pecó, él o sus padres?

Y Jesús respondió: Ninguno. Esto ha sucedido para que la obra de Dios se manifieste en su vida. Y dicho esto, hizo lodo con su saliva y le untó en los ojos, luego le ordenó que se lavase en el estanque de Siloé y de inmediato recobró la vista.

La mejor oportunidad para ver el poder de Dios en nuestras vidas, es cuando sentimos que todas las puertas se cierran.

Negar la presencia de Dios en la tribulación es negar su soberanía.

Hoy más que nunca la Oración de Daniel toma valor en nuestras vidas:

"Tuyos son Señor la grandeza y el poder, La gloria la victoria y el honor. Tuyo es todo cuanto hay en el cielo y en la tierra. Tú estás por encima de todo. De Ti proceden la riqueza y el honor. Tú lo gobiernas todo. En tu mano están la fuerza y el poder, y eres quien engrandece y fortalece a todos".

Veamos entonces la Praxis de esta Reflexión.

¿Qué se requiere en los momentos difíciles?:

VISION: 
Es la capacidad de ver la presencia de Dios en medio de la tormenta.

“No mirando las cosas que se ven, sino las que no se ven. Pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven, son eternas”.
“Poniendo nuestra mirada en las cosas de arriba

El Rapto de la Iglesia de Cristo

En este video se puede sentir por unos breves momentos como sería para muchos, si el rapto del que habla la biblia fuera hoy... Medita en esto.

video

MARCANDO MIS TERRITORIOS


En esta prédica podrás descubir como
 conseguir tus bendiciones... 
Disfrutala y Compartela con otros...


MARCANDO MIS TERRITORIOS
Por Pastor Abraham Méndez
Marcar  territorios  significa: cercar, poner muros, paredes, sitiar un lugar, poner vallado, velar. (Jeremías 22:30)
Marcar un territorio es cuidar algo, protegerlo, cubrilo.
Job 1:1-10  “a  travéz  del  altar”
 Los  tres  lugares  que  marcó  Job:
1)  Su  vida    

  1. Área  espiritual
  2. Área  emocional (corazón, mente, voluntad, sentimientos)
  3. Área  física (salud)
 2)  Su  Familia  

  1. Su  esposa
  2. Sus  hijos
  3. Su  parentela (padres, hermanos, tíos, primos)
 3)  Sus  Posesiones    

  1. Trabajo
  2. Negocios
  3. Riquezas
Siguiendo este ejemplo de Job, hoy podremos entender que cosas podemos marcar, para que no sean terreno del pecado, desgracia, maldición y dolor en nuestras vidas.
Veamos quienes también marcan sus territorios:
Dios  marca  sus  territorios: Daniel 12:1, 1 Pedro 3:22
 El diablo  marca  sus  territorios:  Daniel 10:12,13 y 20, Efesios 6:12
 Los  animales  marcan  sus  territorios:Perros, leones, hienas
Ejemplos de algunos lugares  marcados  por  el  "enemigo" en  Costa  Rica  y  el  mundo:
La  zona  roja: espíritu  de  lascivia - Haití: pobreza, brujería - Cerro  de  la  muerte: espíritu  de  accidente - África: enfermedades - Perú: Machu  Pichu, volcanes - El  infiernillo: espíritu  de  violencia - Triángulo  de  las  bermudas.
 ¿Por  qué  perdemos  nuestros  territorios? (vida, familia, salud, finazas, etc.)

1) Porque  dejamos  puertas  abiertas (descuido, mala  administración, negligencia  sacerdotal).
2) Porque  hay  ataduras.
3) Porque  ha  habido  saqueo.
4) Por  el  pecado.
5) Por  la  voluntad  permisiva  de  Dios (Job).
Versículos:
 Mateo 24:43  -Si  el  padre (cabeza, sacerdote) supiera  a  que  hora  viene  el  ladrón, velaría  y  no  dejaría  que  le  robaran  su  casa.

 1 Pedro 5:8  -Velad  por  nuestro  enemigo, el  diablo  anda  alrededor  buscando  a  quien  devorar.
 Mateo  12:29  -¿Como  puede  alguien  entrar  en  la  casa  del  hombre  fuerte (sacerdote) y  saquear  sus  bienes, si  primero  no  le  ata?
 ¿Cómo  marco  mis  territorios?
1) Cuando  yo  me  someto  a  la  cobertura  divina. Salmo 91:6
2) Cuando  yo  levanto  vallado. Jeremías 22:30
3) Cuando  Dios  pone  ángeles  como  muro. Salmo 91:11, Salmo 34:7; 2 Reyes 6:15-17
4) Cuando  tomo  la  autoridad  en  el  nombre  de  Jesús. Lucas 10:17-2 (cuando  se  que  tengo  identidad  como  hijo  de  Dios)
5) Cuando  yo  me  defiendo  con  la  armadura  espiritual. Efesios 6:10-15 (cuando  lucho  como  un  verdadero  soldado).
 ¿Contra  quién  levanto  vallado  y  marco  territorios?

Contra  el  diablo, demonios, brujería, maldiciones, hechicerías, miseria, ruina, enfermedad, fracasos, temor, chisme, murmuración, división, resentimiento, conformismo, etc.
  -Recordando  que  ninguna  arma  forjada  contra    prosperará. Isaías 54:17
-Y  sabiendo  que  más  poderoso  es  el  que  está  en  nosotros  que  el  que  está  en  el  mundo. 1 Juan 4:4
 Esta fotografía es con fines ilustrativos, sobre como se "marcan" los territorios a nivel terrenal, aún más con entendimiento podremos ejemplificar como hacerlo en nuestras propias vidas...